jump to navigation

es hora de recapitular 30 agosto, 2010

Posted by popitaypecoso in amigos, Biología, cine, concierto, Festivaleos, festivales, Ladyolé, musica, pop.
Tags: , , , , , , , , , ,
9 comments

No, este blog no se acaba. No es el momento de hacer balance y echar el cerrojo.

No voy a contar lo ocurrido en los (dos) festivales estivales. Maga, hicieron magia; la Kela y el Ironmanué dieron el acompañamiento especial este año frente a los clásicos de siempre (rumanita, Candelotota, Pinchina y esposo, el reportero Catetorum, Chikinita, Anabel, Vir, Victoria Vilches. . .).

Tampoco quiero repasar los 4 años de trabajo en el laboratorio a un día de quedarme en el paro. Para eso estoy transcribiendo (o intentándolo) ese trabajo, que estará disponible para todo el que quiera leerlo . . . si tiene cojones para aguantar mi prosa científica.

Desde luego no deseo aburrir a mis pocos lectores con entrenos , series y ritmos. Más que nada, por que entreno poco, series hice cuando tenía 15 años y ritmo ni el de la noche; aunque ayer Sábado cuando regresaba corriendo, pasadas las nueve, perdido entre lomas, cardos, boñigas de vaca y suspiros profundos para tratar de recuperar algo de aliento, vi uno de los atardeceres más bonitos que recuerdo. Me fastidió estar tan sólo, y pensé en ella.

El trío deseado por Sokie Stackhouse...

El trío deseado por Sookie Stackhouse...

Nada de resúmenes musicales, o de nuevos seriales televisivos  y menos aún críticas cinematográficas. Arcade Fire y The National son los mejores. Catacroquer de Los PlanetasThe Drums y Cherry Ghost molan. Mad Men y True Blood son diametralmente distintas pero ambas me enamoran; Weeds, Hung, Entourage, The it Crowd y la vuelta de Futurama siguen funcionando; Louie brutal (se está ganando un post) the Big C y Luther (como casi todas las británicas) con nota alta. Las pelis de Wes Anderson parecen cuadros pop en movimiento.

La secretaría soñada por Donal Drapper...

Lo que toca es comentar el concierto más surrealista que he vivido y quizás viviré. El martes 10 de agosto del 2010 me dice mi leidi -Mañana toca Nacho Vegas en Albalá-. Y yo le respondo -¿Sólo son las 12 y ya estas borracha? tienes que dejar el Maria Brizard y ponerte a estudiar-. Albalá, sin querer ofender a nadie, es un pueblo perdido en los llanos de Cáceres donde no habitan ni mil almas, y a donde se llega por carreteras de tercera. Esto último lo sé porque a la noche siguiente estábamos plantados a la puerta del garito del pueblo mi leidi, el Catetorum y la Candelotota esperando al gentleman Vegas. El bar del lugar cumplía no se.cuantos.porrones.de.años abierto, y entre el dueño y un fan del susodicho cantautor lograron traérselo de la madre Asturias querida, fajo por delante cual zanahoria. Allí se puso en pie, sonriente, con muchos kilos menos (¿será gracias a Cristina?) respecto a la última vez que le aullamos  !!!Nachoooo¡¡¡  (hecho que le valió al Catetorum una linea en la reseña de aquel evento en la célebre RockLux, catalogándolo como “facción hooligan que grita su nombre en mitad de los conciertos”). Solo frente a cien personas entre indies pacenses y mangurrinos (de Cáceres, no de Villasrubias) y naturales de Albalá que estaban esperando que tocará la Chica de Ayer (basado en hechos reales: una mesa a nuestra derecha!!!). Así lo había visto en 2004, la primera vez, con la guitarra y un foco sobre su pelazo, pero todo muy perfecto, muy artificioso, en una buena sala de conciertos, con atril delante, haciendo de telonero a La Buena Vida. Esta vez no fue algo precocinado que lo abres, te lo comes y te echas la siesta después. A las 23.30 todos estaban cara a la mínima tarima, de espaldas a la larga barra. A menos cuarto estaba pidiendo una Mahou cuando él entró por la puerta muy tranquilo, le sirvieron un cubata a mi vera y se sentó a decidir que canciones iba a tocar mientras yo miraba, por encima de su hombro, el papel donde las apuntaba. Media hora tarde comenzó su conversación con todos nosotros. Nervioso, dubitativo, pero con un repertorio de peso que en varios momentos me dejó los pelos de punta (literal, me pasa a menudo con ciertas canciones… igual que a mi amigo Oliver cuando ve a una tía que le pone cachondo). Desde el 2005 dijo que no tocaba en solitario, los errores nos dieron igual. “El Ángel Simón” me terminó de rendir.

Siempre quise tener una foto con la novia de Abel . . .

Que gustito volver a escribir a estas horas . . .

Tivi on demand 24 marzo, 2010

Posted by popitaypecoso in cajatonta, cine, Uncategorized.
Tags:
13 comments

No es que vaya a demandar a la tele (“tiví” en el idioma del orejas y su jamelga esposa), aunque algunas cadenas se merezca un juicio sumarísimo por la pura mierda que nos lanza. La tiviondemand, es de la que se paga en los estados de América del norte, la del tivo, interné y el cable que robaba Homer en algún capitulo. La que emite cosas decentes por que previamente has pasado por caja, programas cuidados, con contenidos de cierto nivel. Todos con su respectivo gancho para que de una forma u otra continúes dejando parte de tu sueldo en algo tan fugaz e intangible como es la emisión de luz y sonido de un mueble.

Pero esa no es la demanda de tele que yo hago. Mi juguete preferido, también mi máquina de trabajo, es a la vez la televisión donde programo lo que me sale de los cojones. Busco, saqueo y emito para mi disfrute y el de los que me rodean desde el ordenador de mi escritorio. Bendito Laptop!!!

Programación de las últimas semanas.

The Pacific

La guerra de verdad.

O vuelta la burra al trigo. No esperaba que fuera un continuación directa de “Band of Brothers”, la miniseríe de la HBO que produjeron Spielberg y Hanks en el año 2001 o 2002. Repiten los mismos y repiten lo mismo. Los créditos iniciales, copia de la anterior serie; los hombres reales protagonistas de la historia, ya ancianos, de nuevo tras la (cansina) sintonía nos presentan el capítulo basado en sus experiencias; América es luminosa, cálida y acogedora pero sorpresa!, esta vez el frente lo es aun más. Los primeros minutos son ñoños y faltos de ritmo y tensión, sirven para poco más que plantear una incipiente y ridícula historia de amor. Se gana intensidad sólo cuando los soldados llega a Gudalcanal y entonces empezamos a conocerlos y enterarnos de cuándo y de qué va la historia. Aquí no hay entrenamiento que valga como en “Band Of Brothers”, ya hay escenas duras basadas en rigurosos hechos reales. Algunas de la futuras van a dar miedo pero espero que estén mejor contadas, porque madrita mía qué primera media hora más horrenda… Y para rematar, pasan demasiadas cosas en demasiado poco tiempo, lo que te hace perder la perspectiva temporal. Nunca sabes, entre una escena y la siguiente, cuanto tiempo ha transcurrido, si ha pasado un día o 20 o sólo unas horas. ¿al final del capitulo alguien sabe cuanto tiempo llevan en la isla? ¿estamos viendo Lost con sus saltos en el tiempo?. Atalanta, esta te va a gustar, yo es que esperaba más. Hoy segundo capitulo…

The Big Bang Therory

Las comparaciones son odiosas.

O como perder el tiempo antes de la siesta. Sí Chikinita, he caído arrastrado por MiLeidi. Un físico teórico loco perdido, su compañero de piso y de trabajo y la moza de buen ver que se muda al piso de enfrente. Recuerda a “The IT Crowd”,  pero no le llega a la suela de los zapatos. Reconozco que me descojono (spock, estargüars. comics y demás friqueces me encantan… sobre todo cuando hablan en Klingon) pero hay demasiados capítulos que sobran, de esos que te quedas diciendo al final “bueno, vale… ¿vemos otro?”, deseando sea mejor que el anterior. Espero como agua de mayo (pues se emitirá en ese santo mes mariano) la cuarta temporada de “The IT Crowd”, sólo 6 capítulos en lugar de dieciypico… las buenas esencias y los venenos…

Damages

Daños colateres.

O como remontar el vuelo. La segunda temporada fue buena, pero la primera nos dejo pegados al sofá abrazaditos de los nervios a mileidi y a un tierno servidor de ustedes hasta el último título de crédito. Suelta flashfowards poco a poco, varias píldoras por capitulo, que nos van desvelando el final de la temporada. Las de este año, con dos curiosos polis acosando a los protas, rodeados  de un aura heladora y tétrica, me tienen intrigadísimo. Además, aun no se ha resuelto del todo el final de la temporada pasada,entre la abogada egomaniaca Patty Hewes (enorme Glen Close) y su ex-empleda Ellen Parsons (Rose Byrne). Que coño pasará en el siguiente capitulo…

The Road

Vigo es mucho Vigo.

O la gran a decepción. Como no tengo demasiado seso, se que me he perdido la mitad del libro. Sólo se decir de él que es increíble, helador McCarthy . La peli termina y se acaba con la impresionante jeta de Vigo Mortensen. Se traga la película entera, al niño  que lo hace realmente bien, a la rubia Charlize Theron que no te  la crees ni a punta de pistola y al resto de amigos y coleguitas del jefe del cotarro que van saliendo a cuenta gotas. Como adaptación del libro es extremadamente torpe. Mientras el libro fluye, sin capítulos, sin descansos, el film salta burdamente de un episodio a otro de la novela sin continuidad ninguna y sin referencias temporales claras. Los nuevas escenas inventadas para evitar algún momento escabroso de libro o para dejar entrever  un pequeño halo de esperanza (cfr. el escarabajo) no funcionan. La banda sonora de Nick Cave, otro amiguete del director que le dirigió un mega-vídeo**, no está a la altura ni de película ni de sus trabajos anteriores para el cine, cfr. “The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford”. Robert Duval, de pena, tan sobreactuado como siempre; me guardo sin embargo una alabanza para un actor que está saliendo de la tele, y que está encasilladísimo pues (tincion, tincion mega-espoiler) siempre lo matan : Garret Dillahunt, sólo unos minutos que son de lo mejorcito.

Garret en "No Country For Old Men".

** video de Nick Cave and he Bad Seeds dirigido por John Hillcoat:

http://www.youtube.com/watch?v=gYH8AILcqmk

http://www.youtube.com/watch?v=DuUuKKAWoeg

Justified

Lo mejor de la serie el cartel promocional.

Lo mejor de la serie el cartel promocional.

O como hacer el mismo papel una vez tras otra. Y es que a Timothy Olyphan lo tienen encasillao’. Siempre pistola en mano:  sherif en “Deadwood”, western en serie HBO brand, que tuvieron que abandonar por presupuesto excesivo, muy recomendable y en parte “based on true history”; “The Hitman”, aquí hace de asesino a sueldo prefabricado basado en un vídeo juego, que no aporta nada al género ni aportó nada interesante a mi seca sesera; “Damages”, otro asesino a sueldo que se enamoraba de la prota y que esta temporada ha desaparecido por arte de magia de guionista, ¿’ande andará? otra incógnita a desvelar; “The Crazies”, una peli como de zombies-rarunos donde de nuevo se une a las fuerzas de ley y ya saben ustedes, para una tarde de domingo en horizontal, aunque si no la descargan (pues ya está disponible) la pueden ir a ver al cine ya que se estrenará en breve; ahh y “Justified”, pura mierda, aquí es un marshall  que se toma la justicia por su mano cuando cree que esta “Justificado”… “no more coment”. Es buen actor, pero no es suficiente para que terminara d ver el capítulo.

How To Make It in America

Hasta lo mejor de la serie, el secundario...

O dos chicos guapos que quieren triunfar en la capital del mundo. De nuevo HBO Brand y con referencias constantes a una serie expendida (a “Entourage” que se ha visto en la Sexta con un doblaje patético) por lo que en todo interné se han creado grandes expectativas. No está mal, se dejar ver muy muy bien. 30 minutos con mucho ritmo, situaciones graciosas y un par de tramas curiosas. Lo mejor, la música y su créditos iniciales brutos brutos:

Y como interné no es sólo series y pelis te encuentras esto…

y esto…

y esto…

y…

y… lo que vendrá…

Manteniendo mis principios (+ó-) 2 mayo, 2009

Posted by popitaypecoso in baloncesto, CASA-POP, cine, festivales, musica.
13 comments

Cuando llegamos a nuestra actual casa no vimos más que mierda. Los anteriores inquilinos, un ex-presidiario y su esposa, eran unos cerdos. Chicles en los suelos, un centímetro de grasa bajo los fogones, muebles rotos y quemados… el baño no quiero ni recordarlo. Habían pintado las paredes el año anterior. Los suelos seguían llenos de gotas de pintura y los marcos de las puertas llenos de chorretones. Poco a poco fuimos retirando los escombros y descubriendo el color de las paredes. Entonces quedé prendado del brillo del pasillo, del tono morado que desprendía y de las posibilidades que se abrían ante mis ojos. No iba a permitir que Ladyolé tomara aquel espacio como hizo (de manera espectacular) con el resto de la casa.

La viejuna puerta de entrada. Forrada con papel adherente para no ver lo chunga que está. Aun conserva goterones de pintura imposibles de eliminar.

La viejuna puerta de entrada forrada con papel adherente para no ver lo chunga que está. Aun conserva goterones de pintura imposibles de eliminar.

Para empezar un toque musical. Cada año envían a mi  casa los carteles del Festival Contempopranea de Alburquerque, en teoría, para que los exponga por diferentes lugares de Salamanca. Aun no he colocado ninguno en seis años. Tenía clara su ubicación. Todo el que llega a mi casa, desde la misma puerta,  sabe a lo que enfrenta: a una pareja de melómanos, extasiados por el diseño, la moda y demás parafernalias de la modernez.

El diseño de Javier Aramburu para el comtemporanea numero nueve... perdi la camiseta en Alemania, ¡maldito despistado!

En primer término el diseño de Javier Aramburu para el comtemporanea numero nueve... perdí la camiseta en Alemania, ¡maldito despistado!

Justo de enfrente un espejo, regalo a Ladyolé de la antigua inquilina del piso de abajo. Lo colgó un servido haciendo gala de su inmensa capacidad para el error garrafal. Una tarde estando sólo en casa lo quise colocar como una sorpresita para ella. Al llegar lo vio, lo miro detenidamente unos segundo, levantó su cabeza hacía mi y dijo -como no me pongas una silla no se como coño me voy ver en él-.  Se apiadó de mi y no me lo hizo bajar unos cuantos centímetros

Creando ambientes acojedores...

Creando ambientes acogedores...

Al doblar la esquina viene el plato fuerte. A la izquierda, un antiguo cartel de la desaparecida Media Maratón de Ciudad Rodrigo en la que hice mi mejor marca y me llevé el único trofeo que he conseguido corriendo, mejor mirobrigense (Los buenos no corrían, la estaban organizando). Justo debajo mi burrilla, mi bici de montaña. Mi acompañante por la ciudad y, en cuanto me recupere de la rodilla, por el campo.

Vista desde el comedor. Ese color es...

Vista desde el comedor. Ese color es...

Al fondo el cartel de una de mis películas favoritas. La vi en el pueblo un miércoles, hace ya muchos años y me gustó tanto que el domingo volví a verla en el mismo cine y a la misma hora. “El Gran Lebowky”, la vida del “Nota” por los hermanos Cohen (se merecen una entrada ya!). La cartelera la conseguí la semana siguiente en un bar del pueblo y desde entonces me persigue allí donde voy.

El morado perfecto.

... el morado perfecto.

Lo que hay debajo no es la lavadora, es una caja que encontramos en la calle donde guardamos el material de acampada-festivalera y las maletas, mochilas y bolsas de viaje. Todo siempre a mano y preparado para emprender la marcha en cualquier momento.

Una gran película de los hermanos Cohen. Si no la habeis visto no se a que estais esperando.

Una gran película de los hermanos Cohen. Si no la habéis visto no se a que estáis esperando.

Por último y en este caso lo más importante, las cortinas de las ventanas. Solo podían ser de un color: Amarillo intenso. Son dos colores que combinan a la perfección, ambos son alegres, fuertes y dan lugar a un contraste intenso. Son los colores de Los Ángeles Lakers. Mi equipo de toda vida. El equipo que ganó el primer partido de baloncesto que recuerdo ver por la televisión cuando. Aun vivía en Salamanca y hacía poco que nos habíamos comprado el vídeo. Era un partido contra los Pistons de las finales de la NBA, así que supongo que sería en el 87 pues al año siguiente nos fuimos a vivir a mi mal querido pueblo. Quedé alucinado, con mis siete años, de lo que hacía un tal Earvin Johson, alias Magic. Se llevaron los Lakers la serie y el anillo.

I LOVE A LAKE... este año ganamos el anillo!!!

I LOVE A LAKE... este año ganamos el anillo!!!

Ahora, mas de quince años después me compro unas zapatillas con los colores de mi equipo y al verla la gente me replica -claro, como ahora juega Gasol allí y encima seguro que este año gana-. Y lo mismo ocurre con la sudadera negra con el emblema del equipo en medio, que tengo desde las navidades del 96, época en la que los Lakers no se comían un colín.

Oyes, como si hubiera nacido en L.A y no en Salamanca!!!

Oyes, como si hubiera nacido en L.A y no en Salamanca!!!

Aunque los Lakers caigan en un abismo sin fondo, el Salamanca descienda a regional preferente o el Madrí (de basket) no gane un título en veinte años seguiré siendo seguidor de todos ellos. Pero no solo eso. La musica me acompañará allá donde esté. La buena musica y no la basura que suelen poner el la mayoría de bares, discotecas y mediocres cadenas de radio de este país. Siempre haré deporte, ya este cojo, manco o tuerto. Porque lo necesito, me gusta y me da la gana por mucho mas cómodo sea quedarse en casa delante del televisor o el ordenador (lo siento, vuestros blogs no son nada interesantes comparados con una hora al aire libre corriendo). Me niego a que me impongan lo que tengo que hacer o decir. Quiero ser libre y contar lo que pienso y siento (para eso tengo mi blog). Quiero ser como “El Nota” viendo tranquilo, en paz, sin que nadie me moleste ni molestar a nadie y siendo un despistado de cojones que no sabe ni colocar como es debido un espejo.

Tanta tontería para decir más bien poco… ¿A que es bonito mi pasillo?

La canción también hoy estaba cantada. Es el himno oficioso de Los Ángeles Laker. “I  Love L.A.” de Randy Newman, que cualquier fan de los Lakers llamará I Love a Lake

Siempre termino con alguna chorrada que tiene poco que ver con todo lo anterior. Que mas da… Con esto de montar la Dolores me he metido bastante en mundillo de las bicicletas fijas, lo que hoy me ha llevado hasta este vídeo espectacular. Esto tenia que ser disciplina olímpica:

¿Quien Vigila el puti de enfrente? 2 marzo, 2009

Posted by popitaypecoso in cómic, cine, Ladyolé, tebeo.
3 comments

En esta nuestra humilde morada, Ladyolé y un servidor de ustedes tenemos la costumbre de hacernos regalos a traición. Sin ser vistos, agazapados tras la esquina del pasillo. Llegas casa y enderrepenti (como dirían en las tierras de las que vengo) te encuentras un paquete envuelto en un horrible papel de regalo en el suelo, o en la taza del váter o encima de la cama o sobre una sartén…  hoy me ha tocado recibir.  Al ir a dejar la chaqueta, tras EL PRIMER DÍA DE CURRO después de la operación, apareció en la cama del “estudio”  un mazacote grande y pesado que desenvolví en un pispás. Ahí está ahora mismo, sobre la mesa oliendo a nuevo y esperando que esta noche me  coma por lo menos los dos primeros capítulos.

The Wachtmen, los vigilantes. Llevaba detrás de él varios meses y ya me había leído el primer capitulo en el ordenador. Es el único cómic ganador de un premio Hugo, que entre otros se han llevado Isaac Asimov, Frank Herbert (por Dunne) o Philip K Dick (mi preferido). A Alan moore,  escritor de esta historia,  lo conocí por anarquista y por haber guionizado varios álbunes de Batman, el único superhéroe que realmente me gusta (el resto solo me hacen pasar el rato). Dicen y espero que así sea, que es un tebeo más que recomendable que se ha puesto de moda por que le ha hecho una peli que se estrenará en breve.

Pues está noche mientras empiezo este libro, como todas las noches en el numero 35 enfrente del puticlub Pinguinos, Ladyolé se quedará dormida en el sofá. No se  si pondrá sus pies  o su cabeza sobre mis piernas pero seguro que  tendrá a Bimba a su lado, las dos “repirando fuerte”. MI LEIDI, Llevas dos años haciendome feliz, regalándome todas las noches tu compañía y tu cariño. Te quiero!

El Camino del Exceso 7 febrero, 2009

Posted by popitaypecoso in cine.
2 comments

Cuando el dinero no aprieta y se tiene de sobra y de requetesobra (como diría mi madre) se tiende al exceso. Tanto en la vida diaria, bebiendo y comiendo por ejemplo, como en otros ámbitos. En otro post ya comenté las maravillas de dos películas independientes realizadas con presupuestos mínimos. Hoy vamos a comparar mesura con exceso…

Slumdog Milionarie

Del director de Trainspoting, Danny Boyle, ha ganado 4 globos de oro (entre ellos mejor película y mejor director) y está nominada nada menos que a 10 oscars. Es la historia de un niño musulmán en Bombay, su triste caminar por la vida desde un suburbio de chabolas hasta que se hace con 10 millones de rupias en el programa “Quien quiere ser millonario” (El Carlos Sobera indio es igualito al de aquí, aarrgggg). El cuento es muy bueno y está  lleno de buenas intenciones, sirviendo de excusa para mostrarnos las injusticias que existen fuera de nuestro acomodado mundo europeo. Su defecto es el tono de irrealidad que da a las imágenes durante toda la historia mediante encuadres con ángulos forzados, efectos de fotografía y grandes espacios abiertos que hacen que los sentimientos más íntimos de los personajes se pierdan en tanto exceso. La musica amplifica este efecto pero es excelente. Como muestra este pequeño fragmento con una canción de MIA.

Danny Boyle siempre ha sabido integrar la música en sus películas de manera magistral. Por contra la forma de contar sus historias ha perdido enteros. A Slumdog Millionarie le sobra metraje y le hace falta mas implicación y sentimiento. Aún así, un buen cuento.

Buenas Noches y Buena Suerte

Se encuentra en el polo opuesto a la película anterior. Concisión y claridad cuasi documental para presentarnos una época y una situación histórica de la América reciente. Un cadena de televisión, un programa de actualidad, se enfrenta directamente al senador McCarthy y a su cruzada anticomunista. Formalmente es espléndida (igual que la anterior). El uso del blanco y negro sirve tanto para intercalar secuencias históricas reales como para expresar los claro-oscuros y dudas de los personajes. La trama  se sostiene en primeros planos  y sitios cerrados que agobian tanto como el dichoso senador a toda la industria del cine y TV.  La segunda película del guaperas George Clooney como director, basada en hechos reales, es toda una clase magistral de concreción, de saber contar una historia sin necesidad de alardes superfluos, para que reflexionemos sobre la libertad en la sociedad moderna, el poder de los medios de comunicación y del gobierno.

Buenas noches y buena suerte

Buenas noches y buena suerte

Primer

RaraRaraRara. Mas cine indi premiado en Sundance. Es ciencia ficción sin efectos especiales, sólo unos pocos efectos de fotografía. Formalmente es un maravilla, la historia es un patraña. Un grupo de científicos crea un máquina que utilizaran para sus propios fines.  Lo único que podemos sacar de la trama es el peligro y la responsabilidad del uso de los avances científicos… pero esto es algo secundario. Rodada en 16 mm y forzada después a 36 mm, costó únicamente 7mil dolares. El protagonista y director, Shane Carruth, que no ha vuelto a hacer nada más, crea atmósferas tensas, de colores saturados para llevarnos por el laberinto de una historia que no parece tener sentido y que hace necesario más de un visionado. Un exceso en la puesta en escena que te mantiene pegado al sillón esperando una resolución, un giro de la historia que haga que todo vuelva a situarse en su lugar.

Primer

Primer

Outlander

Esta ni la veáis. Es un desperdicio de tiempo que jamas podrás recuperar. Un desperdicio de actores como Jim Caviezel, que aparte de guaperas sabe actuar (ahí queda La Delgada Linea Roja) y John Hurt. Hace unos años John McTiernan dirigió a Antonio Banderas en El Guerrero Numero Trece. Una película de aventuras en la que el hombre lucha contra lo desconocido, contra su miedo a la muerte y a lo divino personificado en la naturaleza que lo rodea. Esa fue una película hecha con oficio, con ritmo y sabiduría, dándole a una historia épica arquetípica un trasfondo filosófico. La historia de Outlander es básicamente la misma: un pueblo primitivo  lucha contra un enemigo mitológico desconocido. En este caso la dirección es tristísima, el uso innecesario de efectos digitales  continuo y el drama psicológico del protagonista ridículo. Se alarga demasiado y de manera previsible hasta las dos horas careciendo totalmente de ritmo durante todo el metraje. Colaros en la sala de al lado a ver Vicky, Cristina, Barcelona que saldréis ganando, aunque ésta sea un plagio.

El guerrero numero 13

El guerrero numero 13

Outlander

Outlander