jump to navigation

mit dem Fahrrad 28 mayo, 2010

Posted by popitaypecoso in Alemania, amigos, Bicicletas, Bielefeld, Bikepolo, Ladyolé, Uncategorized.
Tags: , , , , ,
10 comments

En una de áreas más industrializadas de Europa y por tanto de las que mas contamina, muchísima gente se mueve en bicicleta, cuando las continuas lluvias lo permiten.

En 2005 pasé siete meses en la ciudad con mayor numero de bicis por habitante de Europa. Regresé hace poco con mi leidi. Muchos recuerdos.

Münster, mas de tres bicicletas por habitante. Aún habrá dos mías (una en propiedad, otra robada) perdidas entre esa maraña de radios y manillares.

En Bielefeld en cambio son más perezosos. Hay gente a dos ruedas pero la mayoría en coche, metros casi vacíos… y algunos nos movemos mas que otros “mit dem Fahrrad”…

Nos movemos para jugar al Bikepolo... aunque alguno casi ni se le ve...

...más despacio...

...más deprisa...

...a todas las velocidades posibles que nos permite el aparcamiento donde nos defendemos de la lluvia.

Otros están parados, esperando la que se le viene encima ... the other Philip under the lights.

Cuando sale el sol y el viento se detiene las bicis piden pista. Los parques son innumerables, todos verdes y casi salvajes. Unas “madalenas” o unos “Brötchen”, el termo con el te y cuatro piernas cruzando la ciudad por kilómetros y kilómetros de carril bici

Mi leidi se mueve en bicicleta por todo Bielefeld ...

... y cuando se detiene posa como nadie con su Dolores.

Quien dijo que el deporte no está de moda.

Mi chica del Bikepolo... Marlene.

Os presento a mi compañera en la pista de juego. Como el baloncesto se ha terminado y lo más divertido que existe son los deportes de equipo, necesitaba de Marlene. De origen francés pero reconstruída con mis manos en esta república Ella es un poco estrecha al principio, le cuesta arrancar, pero luego llega con mucha fuerza y su pesado acero es para las relucientes fixies como mis  codos eran en la boca del estomago de mis oponentes.

Todo un hierro... viejo, cálido, duro . . .

Inevitable: