jump to navigation

de como conocí a Juha Kankkunen… 23 febrero, 2010

Posted by popitaypecoso in Bielefeld, Ladyolé.
Tags:
22 comments

Lo que uno va viviendo lo digiere mejor (más o menos, según sea la cosa) con el devenir de los días. Así que terminar la pseudo crónica de un viaje tan largo mes y medio después de concluido le hace tomar a uno una perspectiva más amplia.

ahí va que chorrazooo. Hoy, Yuja Cancunneennnnnnn...

ahí va que chorrazooo... hoy, yuja cancuneeeen

Dicho quedó que  nos acogieron en Pamplona (como se me llena la boca al decirlo, PAM-PLO-NAAAaaa). Mi leidi se cascó otros 600 kilómetros al día siguiente. Dormimos en Tours. Una gozante habitación, nos pegamos un baño brutal y dormimos cual osos gordos deseosos de hibernación. Después de engullir el desayuno y comprobar que no habían arrancado ni a Dolores ni a Zhora de los lomos del corsa marchamos camino de Köln (Colonia).

La lady estaba entonces hasta las pelotas de conducir. Reconozco públicamente que odio el coche, no me gusta y por eso no conduzco. ¿Miedo? sí. Esa maquina infernal me controla a mi y no yo a ella. Todos tenemos nuestro talón de Aquiles, el mio es el coche. Me puedo tirar cuesta abajo sobre dos ruedas, por un camino de piedras, a 60 km por hora pero el coche me supera. Esto tiene que cambiar,  mi leidi no se puede meter estas palizas por mi culpa.

Pero esta vez, a pesar de su cansancio, esta pequeña extremeña de pecas rosadas y dedos juguetones se transformo en una máquina de conducir bólidos. Ahora entiendo porque, los finlandeses, altos, rubios, ojiazules, pecosos también, siempre ganaban y ganan el rally de Suecia. Mi leidi se transmutó en un Kankkunen pequeño y pechugón, de brazos hábiles y pie firme en el acelerador, para batirse con la nieve cual esquimal en la ventisca.

El camino hasta a Colonia fue tranquilo aunque al llegar ya arreciaba la nieve. Allí dormimos en casa de mi amigo del alma de Colombia. A la mañana siguiente todo era blanco y la carretera una placa de hielo, pero mileidi era alta, bigotuda, campeona del mundo, esto era Finlandia, 1991 y al Sainz lo teníamos en el retrovisor con cara cabreado.

Lenaa Pineraünnen Väkerii

Dos horas después, llegamos a Bielfeld. Sin mi leidi hay cosas que no sería capaz de hacer, esta es una de ellas. Le debo muchas cosas…

Yujaaaaarrr (lo de siempre, con vocoder)

El sombrero olvidado de Juha Piironen...

Despacito mi niña que hay mucha nieve...

... y a la vuelta de la esquina la calle desaparece.

Ver como hacía mi leidi derrapar las ruedas para aparcar fue todo un espectáculo... y lo dejaba siempre cuadrao'!!! (Mi curro de "bacgraund")

y vosotros pensando que la nieve era blanca...

He aprendido que significa Lawine en alemán.

No eres el único que escribe en la nieve...

el próximo triatlon lo vas nadando a mariposa…