jump to navigation

Aún queda una Virgen. 17 abril, 2009

Posted by popitaypecoso in amigos, Cáceres, Uncategorized.
Tags: , , , ,
17 comments

Llevo toda la semana buscando la manera de contar lo que Cáceres me hastía. Es una ciudad sin vida o mejor dicho, con una vida gris. Pretende ser capital cultural en el 2016 como lo fue mi Salamanca en el 2002. No soy objetivo, no puedo comparar la ciudad donde pasé  unos años increíbles con lo que estoy viendo ahora aquí, donde acabamos de pasar una semana santa sin pena ni gloria. La ciudad se ha llenado de turistas que han dejado su dinero y se han marchado sin más, eso es lo más emocionante que ha ocurrido.

La semana santa cacereña es muy pobre. Mucha gente se pasea detrás del Santo cuando lo sacan de excursión pero, lo poco que he visto, está totalmente desprovisto de emoción alguna. En lugar de vestir la plaza para la ocasión, todos los años instalan lo que mi amigo  Javi llama, y yo secundo, EL SEMANASANTODROMO. En Río de Janeiro pasan las mozas en tanga bailando samba por el sambodromo que el consistorio se encarga de preparar. Aquí tras ver esto cualquiera espera que el santo empiece a menear el culo vitoreado por los cofrades.  Ojalá lo hicieran. En cambio la imagen llega a la plaza, se le da una vuelta por la glorieta central (una vuelta al ruedo) y sigue su curso por las bonitas (y abandonadas por los lugareños durante el resto del año) calles de la zona antigua.

Las gradas del SEMANASANTÓDROMO quitando la bonita del accesso a la parte antigua

Las gradas del SEMANASANTÓDROMO quitando la bonita vista de la entrada a la parte antigua.

Una de las  diversiones que tienen los cacereños (más maduros y aburridos) es el lupanar situado exactamente delante casa. En semana santa no cierra. La putas no tienen seguridad social, ni jubilación y mucho menos vacaciones . Al no tener privilegios y seguros terrenales, se encomiendas a los divinos con devoción. Un par de procesiones se pasean por la puerta del Pingüinos y ellas dedican un pequeño altar a la única Virgen que allí dentro queda.

Lo que se ve desde la puerta de mi casa: la última virgen que queda en la mancebía.

Lo que se ve desde la puerta de mi casa: la última Virgen que queda en la mancebía, encerrada entre rejas.

Como podéis percibir, a veces Cáceres es espectacular. Espectacularmente surrealista, provinciana y cerrada. Una ciudad que se llena de turistas cada fin de semana que hace un poco de sol. Una ciudad donde esos turistas dicen que está repleta de un solo modelo de persona, el que es o aparenta ser un niño bien de náuticos, camisa rosa y cortijo. Ha venido de visita la hermana de uno de mis mejores amigos. La moza me comentó que por la noche solo vio seres de esta calaña en los garitos a los que se asomó. Algo normal cuando el 90% de los bares son de mismo estilo bisbalero-cansino. Un 9%  es tecno-cansino y el 1% restante se reparte entre tres o cuatro lokales punkis, uno Heavy (La Cripta) y el Amador. El último es un pequeño reducto para los inadaptados, allí todos somos diferentes pero todos  tenemos algo en común, no cabemos en la agobiante homogeneidad cacereña. Yo y  otros igual que yo no tenemos un lugar donde nos sintamos a gusto, escuchando lo que queremos.

Yo tengo la enorme suerte de trabajar en algo que me apasiona y de vivir con alguien que me mantiene ocupado todo el día (física e intelectualmente… menuda fiera es). Con el ambiente general que hay en Cáceres, si no fuera por estas dos grande razones hacía ya tiempo que me habría marchado. Por esto la visitas se agradecen, rompen la tónica general de hastio.

La semana pasada nos evadimos del estado de inconsciencia que nos deja este lugar, porque Atalanta cogió su bici en Ciudad Rodrigo y apareció cinco horas después, totalmente derrotado, en la plaza mayor delante del SEMANASANTODROMO.

El punto amarillo en centro de la imagen es Atalanta destruido recomponiendo fuerzas para llegar y ver a la Virgen desde mi ventana. (ampliar imagen para confirmar)

El punto amarillo en centro de la imagen es Atalanta destruido, recomponiendo fuerzas para ir a ver a la Virgen desde mi ventana. (ampliar imagen para confirmar)

Fueron dos días de cerveza, buen vino, mejor comida, recuerdos y actualizar nuestras vidas, pues ha pasado bastante desde que no nos veíamos. Mucho hacía de esas conversaciones de música, pelis, libros y ahora además comics y series. Desde luego estuvimos en el Amador como buenos personajes ajenos al ambiente generalizado. Cuando usted desee, está es su casa don Atalanta.

Bimba, Ladyolé y Atalanta en la plaza mayor de Cáceres. Que bien le siente mi ropa al cacho cabrón.

Bimba, Ladyolé y Atalanta en la plaza mayor de Cáceres. Que bien le sienta mi ropa al cacho cabrón y ella que guapa y moderna.

Para terminar una de Los Planetas. Muy flamenca y apta por tanto para los días que hemos pasado entre santos y dioses de madera.

“…soy más malo que el veneno

después de haberme llevado

toda la noche de jarana

después de haberme llevado

me vengo a publicitar

debajo de tu ventana…”

OLE OLE Y OLE